Suturas Antibacteriales

Las infecciones quirúrgicas son uno de los problemas más serios y extremadamente importantes en términos de mortalidad, incidencia, gastos hospitalarios y aumento del tiempo de hospitalización.

Al usar suturas con un recubrimiento antibacteriano, el riesgo de infección se reduce considerablemente, como se ha demostrado en estudios realizados.

Estas suturas están recubiertas con diacetato de clorhexidina, un amplio espectro anti-escéptico que inhibe el crecimiento de bacterias gram-positivas y gram-negativas y actúa como fungicida contra las levaduras y los dermatofitos.

 

  • Las pruebas in vitro han demostrado que las suturas antibacterianas crean un halo circundante que inhibe el crecimiento de los siguientes patógenos:
  1. Staphylococcus aureus
  2. Staphylococcus epidermidis
  3. Escherichia coli,

El recubrimiento antibacteriano de diacetato de clorhexidina contribuye a aumentar la efectividad del cierre de la herida y por lo tanto, a la seguridad del paciente.

Fuente: atramat.com